Mostrando los 23 resultados

¡Oferta!
163E
1.495

Desde 106 al mes

¡Oferta!
157H
1.995

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161F
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161F
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
157H
1.995

Desde 106 al mes

¡Oferta!
166C
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161F
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161F
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161F
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
157C
4.00 de 5
2.395

Desde 106 al mes

¡Oferta!
158E
5.00 de 5
1.4952.350

Desde 106 al mes

¡Oferta!
167H
1.995

Desde 106 al mes

¡Oferta!
156D
5.00 de 5
1.450

Desde 104 al mes

¡Oferta!
161F
5.00 de 5
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
168F
4.00 de 5
1.9952.750

Desde 106 al mes

¡Oferta!
163E
5.00 de 5
1.495

Desde 106 al mes

¡Oferta!
163E
1.495

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161F
1.595

Desde 106 al mes

¡Oferta!
150E
1.395

Desde 101 al mes

¡Oferta!
163E
1.495

Desde 106 al mes

¡Oferta!
161G
5.00 de 5
1.495

Desde 106 al mes

¡Oferta!
157F
1.495

Desde 106 al mes

163E
3.00 de 5
1.495

Desde 106 al mes

Muñecas Sexuales SEDOLL

SEDOLL se establece a principios de 2016 como una corporación multinacional  con sede en la ciudad de Shenzhen, China.

La prestigiosa marca SEDOLL ofrece muñecas sexuales realistas de calidad Premium a precios competitivos, con la garantía de ofrecer una experiencia memorable para sus clientes.

Las Sex Dolls de la marca SEDOLL son productos de alta calidad con un servicio de atención al cliente de primera categoría.

Sedoll se constituye como una de los fabricantes de muñecas sexuales más innovadores, de mayor calidad y de mayor confianza del mundo, ofreciendo muñecas sexuales únicas y seductoras de todas las formas y tamaños.

Cuentan con un excelente equipo de escultores, ingenieros y maquilladores, que se dedica a perfeccionar continuamente cada paso de la fabricación para alcanzar la cima en cada detalle. No escatiman en gastos e invierten fuertemente en investigación y desarrollo para crear nuevos productos con características más humanas, incluyendo inteligencia artificial y esqueletos mecánicos.

Muñecas sexuales SEDOLL, que las hace tan diferentes

Las muñecas sexuales que fabrica SEDOLL son más que juguetes sexuales para adultos, pues están un paso más cerca de ser creaciones de última generación.

su mayor empeño es el de promover la apertura y la innovación para lograr un desarrollo gradual y más perfecto, trabajando para construir muñecas sexuales mejores y más funcionales, dándole forma a los sueños.

Sedoll ofrece una amplia variedad de productos a precios competitivos con un rendimiento y una calidad excelentes, con el objetivo final de mejorar el rendimiento y la apariencia de las muñecas hasta alcanzar la perfección.

Según palabras del CEO:

Creemos que el mercado de las muñecas sexuales será una industria multimillonaria y tenemos la intención de ser una parte importante de ese mercado mientras exploramos nuevas mejoras en nuestra línea de robots sexuales en desarrollo que nos convertirán en una de las marcas más solicitadas en el espacio de las muñecas sexuales en los próximos años.

Diseño y construcción de SEDOLL

Hay 5 departamentos en la fabrica de SEDOLL- la unidad de diseño, el taller de moldeo, el taller de producción, el taller de maquillaje y el departamento de calidad.
La construcción de cada SEDOLL comienza con el modelado inicial del molde maestro. Cada uno de los moldes maestros requiere meses de desarrollo por parte del equipo de escultura. Cada una de las muñecas que se funden a partir del molde requiere más de 80 pasos de seguimiento para pasar del molde en bruto al producto final.

En cada etapa, sus artesanos añaden detalles adicionales a las muñecas. El equipo de artesanos  de SEDOLL tiene que completar cada uno de los delicados pasos manualmente, lo que no puede ser sustituido por un proceso mecánico paso a paso. Dado que cada muñeca se construye de forma única según la petición de cada cliente, algunas de las más complejas pueden tardar varias semanas en completarse.

Si lugar a dudas, comprar una muñeca sexual SEDOLL es comprar un producto de la más rigurosa calidad ¿A que esperas?